dimarts, 20 de gener de 2009

LA LLEGADA DEL FERROCARRIL

Esta és la primera parte de este articulo dedicado al tren "Txitxarra" que unia Alcoi i Gandia.

La mayor innovación tecnológica del siglo XIX fue sin duda el ferrocarril. Los efectos sociales producidos en las comarcas o regiones por donde los caminos de hierro se iban desplegando, marcan un antes y un después en la vida de Beniarrés, que no tuvo por otro lado otra línea de comunicación, que no fuera el tren hasta que se construyó la carretera a Muro del Alcoy durante la II República Española (1931-1936) y que se concluyó durante la posguerra hasta la vecina población de Castellón de Rugat.

La primera referencia encontrada en el diario “ El Serpis “, de 7 de septiembre de 1886 nos dice: Los estudios del ferro-carril de Alcoy a Gandia llegan ya más allá de Beniarrés y de hoy á mañana se empezará á trazar el dificilísimo paso del estrecho de Lorcha que es el punto culminante y más escabroso de todo el recorrido.



Como se ve, el Ingeniero concesionario señor León da pruebas de su mucha inteligencia y larga práctica en esta clase de trabajos, pues con dificultad podrá haber otro que estudie en menos tiempo el trecho que el indicado señor lleva estudiado.

El pueblo de Beniarrés, según nos participa nuestro corresponsal dispensó al señor León la más lisongera acogida, habiendo sido obsequiado con una serenata y multitud de atenciones á cual más delicada.

Se ha distinguido en primer término el Alcalde D. Vicente Domínguez, persona muy fina y amable, que mira con gran interés todo lo que tiende al desarrollo y bienestar del pueblo que administra y de la comarca, y que inspirándose en tan patrióticos sentimientos, se halla dispuesto a favorecer, en todo cuanto sus fuerzas alcancen, la construcción de una vía que tanto ha de contribuir al desenvolvimiento de la riqueza de esta, hasta ahora olvidada zona.


Cuando en 1887, se otorga la concesión de la línea férrea de Alcoy a Gandia a favor de D. Donato Gómez Trevijano, empieza el largo camino que había de concluir con la llegada del primer tren. Al parecer el nombre del concesionario fue en realidad de un simple testaferro, pues fue el diputado por el distrito de Gandia D. Sinibaldo Gutiérrez, el encargado de buscar una empresa que se hiciera cargo de la realización del ambicioso proyecto. Toda vez que el Gobierno había dictado normas que subvencionaban y daban apoyo a los proyectos de construcción de nuevos ferrocarriles, no se encontró ninguna empresa española que se decidiera a encabezarlo, por lo que D. Sinibaldo Gutiérrez hubo de viajar hasta Londres.

La Revista de Alcoy en su edición de 24 de Julio de 1886 publicaba el siguiente:

DICTAMEN DE LA COMISION DEL CONGRESO DE DIPUTADOS
Al Congreso




La comisión nombrada para emitir su dictamen acerca de la proposición de ley presentada por el Sr. D. Sinibaldo Gutiérrez Más, diputado por Gandía, autorizando a D. Ladislao Manuel León y Oncins para construir y explotar un ferro-carril económico que, partiendo de Alcoy, termine en Gandía, ha examinado dicha proposición con todo el detenimiento que requiere la cuantía de los intereses que la ejecución del ferro-carril de que se trata, ha de promover y servir.

Desde luego la comisión entiende que en la denominación del ferro-carril debe introducirse una pequeña variante, que consiste en designar como punto de término el puerto de Gandía, en vez de Gandía, que es lo que se consigna en la proposición.


Creyendo también la comisión que debe procurar a aquella rica comarca cuantos beneficios sean compatibles con el siempre respetable interés particular, que es el que en este caso viene a ponerse al servicio de los intereses generales, ha creído que sería conveniente que el ferro-carril de que se trata, tuviese un ramal que pusiera en comunicación la comarca de Cullera con el puerto de Gandía, facilitando también el tráfico de Alcoy con el interior y el litoral de España; y de aquí que la comisión haya incluido dicho ramal en la concesión de que se trata, con la aquiescencia expresa, tanto del señor diputado autor de la proposición de ley, cuanto del señor León y Oncins, futuro concesionario.

Pero como no sería justo gravar los intereses de éste con sacrificios importantes, mucho más no pidiéndose, como no se pide para él subvención alguna directa ni indirecta, la comisión no ha creído que debía imponer la obligación de que el ramal de ferro-carril atraviese el río Júcar, lo cual exigiría un puente de grandísima importancia, y por tanto, limita la obligación del concesionario a la construcción del ramal tan solo hasta la ribera derecha del Júcar, frente a Cullera.
En virtud de cuanto queda expuesto, la comisión tiene la honra de proponer al Congreso que se sirva aprobar el siguiente:



PROYECTO DE LEY

Art. 1º Con arreglo a lo que prescriben la ley de 23 de Noviembre de 1.877 y reglamento para su ejecución, se autoriza a D. Ladislao Manuel León y Oncins para construir y explotar, sin subvención directa ni indirecta del Estado, un ferro-carril económico que partiendo de Alcoy termine en el puerto de Gandía, con un ramal hasta la ribera derecha del Júcar, frente a Cullera.

Art. 2º Las obras para el establecimiento de la citada línea se declaran de utilidad pública en consonancia con los artículos 63, 64 y 68 de la expresada ley, y por lo tanto, con derecho a la expropiación forzosa, y a la ocupación y aprovechamiento de los terrenos del dominio público y del Estado.

Art. 3º La construcción deberá hacerse con sujeción al proyecto aprobado por el Ministerio de Fomento y a las condiciones particulares bajo las cuales se otorgará la concesión.

Art. 4º Las obras comenzarán dentro de los ocho meses siguientes a la publicación en la Gaceta de Madrid del pliego de condiciones, y habrán de terminarse las de la línea principal a los cuatro años de empezadas, y dos años después las del ramal.

Art. 5º El tiempo de la concesión será de 99 años.

Palacio del Congreso 15 de Julio de 1.886.

Sinibaldo Gutierrez Más, Presidente.
Mariano Gonzales Dueñas
El vizconde de Bétera.
Alberto Aguilera.
Manuel Alcalá del Olmo.
Enrique Bushell.
José Manteca, Secretario.


El proyecto se aprobó por el Congreso en Pleno en la sesión de 19 de Julio de 1.886.

El 13 de julio de 1889, D. Rafael Julio Pérez, alcalde de Alcoy, recibe una carta de D. Sinibaldo Gutiérrez, en la que le comunica la creación de una empresa en Londres que llevará adelante el proyecto de construcción del ferrocarril. Dicha sociedad se llamaría Alcoy to Gandia Railway and Harbour Company Limited.



El proyecto que tenía un coste total de 23 millones de pesetas, de los cuales 16 millones correspondían al trazado de las obras y el resto de material rodante, es decir, locomotoras, vagones etc. se realizó en poco más de 2 años. Si nos fijamos en el trazado de la vía vemos como las obras comenzaron por varios sitios a la vez, razón de más para el poco tiempo que duraron las obras para el tiempo en que nos encontrábamos. también que el proyecto fue seguido fielmente, ya que hay un túnel que no existe respecto al proyecto, pues el túnel nº 1 se encuentra entre Alcoy y Cocentaina, el túnel nº 2 es el que hay a la salida de Beniarrés y el siguiente túnel es el nº 4 y que es el primero desde Lorcha a Villalonga y así sucesivamente hasta el nº 8 o túnel de la “ Mina Fosca “ conocido por ser el más largo y por tener ventanas para respiración. Por tanto el inexistente túnel nº 3 debería estar entre Beniarrés y Lorcha. Fuentes orales nos dicen que se empezó a construir en el limite de los términos de Beniarrés y Lorcha, para salvar un pequeño promontorio pero que se vino abajo matando a una persona y que después se construyó un terraplén de piedras que todavía existe.

El ingeniero encargado por la compañía en Alcoy fue el Sr. Philip Ayres que dirigió la obra y los primeros pasos del tren hasta su relevo en Diciembre de 1893 por el Sr. William Thompson.

El material rodante llegó al puerto de Gandia en el vapor “ Golfer “ que desembarcó 89 vagones de mercancías en abril de 1892.

Todas la imagenes son propiedad de l'Associació del Tren Alcoi - Gandia
Jose Vicente Sanjuan Camps

1 comentari:

Anònim ha dit...

La meua avia Aurora Calbo Solanes, va morir al creuar el pont, entre Beniarres i Gaianes. En el seu record envie aquesta nota